Hotel Morabeza Logo
English Portugues Deutch Francais Español Flemish ру́сский язы́к
 

La Gente

Georges Vynckier, un empresario, ha sido un pionero en el diseño y desarrollo de energías renovables. El primer sistema de osmosis con agua del mar en el mundo se instaló en Morabeza, produciendo 60 m3 de agua desalada al día. Fue inaugurado en 1976 por el primer presidente de Cabo Verde, el señor Aristides Pereira. El señor Pereira fue presidente de 1975 a 1991. Siempre ha apoyado y estimulado los proyectos y el desarrollo del Hotel Morabeza ya que considera que se ha integrado y ha progresado, respetando siempre la realidad del país. Aquel día, ¡el señor Pereira tomó la primera copa de agua marina desalada!
En 1980, se instalaron los paneles solares planos (75m²) y tres espejos parabólicos para calentar agua. En 1985, una planta de energía eólica de 55kw llegó a formar parte de las instalaciones técnicas del hotel.
Finalmente, en el 2003, se agregó una planta de reciclaje de aguas servidas, la primera en la Isla de Sal.

Geneviève Vynckier pasaba regularmente sus vacaciones en la isla desde 1967. Entró al equipo en 1975 y convirtió la antigua casa de descanso en un hotel de 140 habitaciones. Hoy, sigue trabajando para mejorar las instalaciones. La señora Vynckier es el cerebro del desarrollo del hotel y es a ella a quien Morabeza le debe la excelente reputación que tiene hoy.

Baudhuin Baert es de origen belga, pero trabaja en Morabeza desde 1969. Era el líder técnico de Morabeza y por más de 30 años supervisó todas las obras de construcción. Junto con dos carpinteros de Gante, los De Zutter, y su equipo caboverdiano, el señor Baert completó las instalaciones y aseguró la funcionalidad de los elementos técnicos.

Patone Lobo fue contratado en 1974. Ese mismo año, empezó a trabajar con la señora Vynckier. Poco después de la independencia, quedó con el cargo de director del hotel. El señor Lobo se retiró en el 2000 para empezar su propio hotel.

Sophie Vynckier - Marcellesi, la hija de Georges y Geneviève, trabaja en el hotel desde 1997. Desde el retiro de Patone, Sophie ha estado a cargo de la administración del hotel.

Nuestros colaboradores: Hoy, Morabeza emplea a 150 personas, de las cuales cinco son europeas. La mayoría de este equipo extremadamente dedicado viene del pueblo de Santa María. ¡Algunos de ellos son nietos de nuestros primeros colaboradores!