Hotel Morabeza, Energía Renovable
Fuente y Ecología

El Hotel Morabeza se encuentra en Cabo Verde y, desde sus orígenes en 1967, esta empresa pionera ha sido, por un lado, reconocida por su determinación a utilizar y desarrollar fuentes de energía renovables, y por otro lado, por su deseo de respetar el entorno natural particularmente vulnerable de la isla de Sal.

1. Los fundadores, los ingenieros Sr. y Sra. Gaspart Vynckier-Massart, instalaron ya en 1966 un destilador de agua de mar alimentado por energía solar (mediante evaporación). El primer prototipo del dispositivo, concebido por un ingeniero estadounidense, se utilizó en la isla de Symi (Grecia). 

2. Su hijo, Georges Vynckier, instaló los primeros paneles solares planos (75m²) en Cabo Verde para el calentamiento de agua. Posteriormente aumentaron el número de paneles solares y hoy en día satisfacen prácticamente todas las necesidades del hotel. 

3. Intentó desarrollar un sistema de colectores parabólicos de concentración, con el objetivo de producir vapor que se utilizaría para accionar una turbina para generar KWH. 

Pero ese intento fue temporalmente abandonado cuando el Sr. Vynckier determinó que el uso de un parque eólico sería más rentable en esta zona. Se importó una máquina danesa (marca Vespas) que producía alrededor del 60% de las necesidades eléctricas de la empresa (50KWH con necesidades moderadas). Fue un éxito espectacular. Esa máquina sirvió a la empresa durante veinte años. Nosotros hemos pedido a las autoridades que nos concedan la autorización para erigir una máquina de segunda generación, cuatro veces más potente. La potencia necesaria para la climatización, recientemente generalizada, es considerable. El 80% del tiempo podría ser suministrado por la energía eólica.El Sr. y la Sra. Vynckier han tenido cuidado, desde la primera construcción, con la orientación del hotel, que es que da la espalda a los vientos que soplan del noreste durante todo el año. Las habitaciones tienen vistas al sur, a la playa y al mar. Están aislados de los rayos del sol por el techo y se benefician de un sistema de ventilación natural a través de la fachada este.Las ventajas del agradable clima de Cabo Verde son su constancia en todas las estaciones, dentro de una zona de confort para el hombre. Esto es cierto tanto en términos de temperatura como en humedad del aire. 

5. La electricidad producida por el viento también se utiliza para desalar el agua de mar por ósmosis inversa; el método fue perfeccionado durante años y las instalaciones del hotel tienen capacidad suficiente para cubrir casi todas sus necesidades. El nuevo método sustituyó hace mucho tiempo, y con gran ventaja, al antiguo destilador solar instalado por los fundadores. Hemos perfeccionado, tras exitosas investigaciones, un sistema que recoge agua de mar muy pura, a seis metros bajo la playa (la arena funciona como un filtro adicional), cerca de la roca volcánica que hay debajo.

6. Uno de nuestros proyectos prioritarios es la instalación de un parque de células solares con colectores fotovoltaicos. El método es más adecuado, que la instalación de un parque de colectores solares de concentración, del que actualmente sólo se dispone de la cúpula que hemos construido como prototipo.. Los colectores solares son esenciales para complementar las máquinas basadas en el uso de la energía eólica: 

Esto permite satisfacer las necesidades de forma casi permanente, ya que el viento y el sol están generosamente presentes en la región. 

El almacenamiento de energía es la parte más complicada de estos productos ecológicos. 

Esto se soluciona en parte almacenando agua destilada.

7. Apoyándonos en los conocimientos de la empresa SOAC, practicamos con éxito el reciclaje de aguas usadas ahora hace más de diez años. Nos permite ahorrar dinero y nos ha llevado a evitar sistemáticamente el uso de detergentes perjudiciales. El agua reciclada se utiliza para regar los jardines y para las cisternas de los baños. El personal de Morabeza siempre ha sido consciente de los esfuerzos realizados por la dirección y así nos ayuda a mantener viva la cultura de nuestra empresa.

Hasta la próxima